Reglas básicas en el diseño de una tienda online

De acuerdo con el último estudio sobre comercio electrónico en México elaborado por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), durante el año pasado el comercio electrónico registró un crecimiento del 34 por ciento en comparación con 2013, lo que significó un valor de 162 mil 100 millones de pesos.

Aunque las cifras son favorables, la realidad es que por segundo año consecutivo las ventas en línea presentan una desaceleración, si se considera que durante 2013 el incremento del sector se ubicó en 42 por ciento respecto a 2012, mientras que hace tres años el repunte se ubicó en 57 por ciento en comparación con 2011.

Esto habla que a pesar de que cada vez son más usuarios que optan por realizar sus compras a través de plataformas digitales, las marcas que se desenvuelven en el terreno del e-commerce aún tienen un amplio camino por recorrer en donde premiar la experiencia del usuario es vital para consolidar este tipo de servicios.

Todo empieza por ofrecer el producto correcto con el precio correcto con el mejor servicio al cliente. Es esencial ofrecer una experiencia de compra fácil, contar con diferentes formas de pago y ser eficientes en la entrega de productos.

Como lo menciona Bernardo Cordero, country manager de Linio México, uno de las principales áreas de oportunidad en las que el e-commerce deberá trabajar es “darle más acceso a más público” lo cual se puede lograr “a través de ofrecer más productos, crear formas de pago incluyentes, dar a conocer os beneficios de compra por internet y estar muy cercanos a los clientes para guiarlos en su primera compra en línea”.

En este sentido, el buen diseño de una tienda online es fundamental ya que a través de este aspecto se pueden cubrir las necesidades de los compradores antes mencionadas que son clave en el desarrollo del comercio online en el país.

De acuerdo con PayU, el buen diseño de un sitio web puede incrementar las ventas hasta en un 60 por ciento.

Tres aspectos básicos a considerar

En este sentido, el buen diseñó de una tienda online va más allá de mostrar una vitrina virtual atractiva a los usuarios. Se trata de generar una experiencia completa de compra, en la cual los temas de información, privacidad y movilidad deberán ser los protagonistas.

Al respecto, Gerardo Brehm Sordo, director de proyectos de GS1 México, indica que las ventas en línea tiene éxito en función de la calidad de información que se otorga al comprador tanto sobre los productos como el funcionamiento de la propia tienda online, aspecto en el que es vital incluir los términos de privacidad y seguridad de datos.

“La compras online tienen un nivel de éxito de acuerdo a la calidad de la información que encuentro como consumidor. Lo importante para el consumidor final es tener información útil. Las experiencias de compra online se ven frustradas por la información que el consumidor hoy obtiene”, destacó el directivo.

La idea se complementa con la visón de Jack Ades, director de operaciones de Klein und Gross, quien resalta que “lo más importante es transmitir claramente las políticas de privacidad de los usuarios, garantizar la seguridad de sus datos transaccionales y trabajar en brindar al usuario la mejor experiencia posible a partir de sus datos sin volverse intrusivo”.

Asimismo, están los hábitos de consumo -tanto de información como aquellos relacionados a las desiciones de compra- de los usuarios, los cuales hoy son multiplataforma como consecuencia del creciente uso de dispositivos móviles.

La movilidad, la personalización y los pagos online seguirán marcando el futuro del comercio electrónico.

En México, como lo menciona Ignacio Caride, director general de MercadoLibre México, el 43 por ciento de los usuarios móviles han realizado alguna compra, transacción o pago a través de sus dispositivos móviles, lo cual “se debe a que los consumidores buscan realizar diversas actividades , como buscar precios y comprar, desde cualquier lugar y en cualquier momento”.

Por tanto, el diseño de la tienda en línea tendrá que ser responsivo y adaptable a cualquier tipo de dispositivo -móvil o de escritorio-, y posiblemente apoyarse en otros recursos como aplicaciones móviles para mejorar la experiencia del comprador.

En resumen, el buen diseño de una tienda online va más allá del correcto acomodo y armonía de los elementos que en este espacio conviven, para contemplar aspectos un poco más técnicos que al final se traducirán en una experiencia única para el comprador.

The post Reglas básicas en el diseño de una tienda online appeared first on Revista Merca2.0.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s