Cómo pintar con luz en una fotografía

pintar con luz en una foto

Créditos: Trevor Williams

En ocasiones vemos imágenes que utilizan la luz de un modo muy particular, mostrando su recorrido de un modo continuo sobre unos objetos que, por el contrario, son estáticos. Esa técnica es llamada popularmente como light painting, y consiste en emplear una larga exposición para así pintar con luz una fotografía.

Historia

Aunque parezca una técnica muy novedosa, debemos remontarnos a 1914 para encontrar sus orígenes. El estadounidense Frank Gilbreth está considerado como el primer autor en emplear este peculiar modo de realizar instantáneas. Concretamente, el creador dejó el obturador de su cámara abierto durante mucho tiempo para así registrar, y posteriormente estudiar, las labores que desempeñaban los trabajadores de su fábrica.

“Space Writing” de Man Ray

El resultado fue el de una fotografía que registraba diferentes estelas causadas por el movimiento, entre las cuales también se incluían aquellos rastros de luz procedentes de las fuentes de iluminación que se estaban utilizando.

Frank Gilbreth marcó así el inicio de un método que posteriormente será utilizado por grandes autores, pero empleado de un modo estético. Como ejemplo de ello tenemos al fotógrafo Man Ray, el cual creó una fotografía en 1935 que llamó como “Space Writing”, ésta fue la primera obra de un autor con gran renombre que utilizó el light painting como técnica para pintar con luz una fotografía.

La imagen era muy sencilla, únicamente mostraba un autorretrato del fotógrafo con garabatos de luz dibujados por encima de su contorno. Algo que hoy en día nos parece fácil, pero que en la primera mitad del siglo XX aún era considerado una técnica en proceso de evolución.

Créditos: LIFE

Más tarde, el método será empleado incluso por autores como Pablo Picasso, que con la ayuda del fotógrafo de la revista Life, Gjon Mili, se retrató a sí mismo durante varias tomas intentando dibujar un centauro en el aire.

Comprendiendo el proceso

Trevor Williams

Apreciamos cómo existe una estela de luz, pero ¿cómo es posible que los sujetos aparezcan estáticos?. Para responder a la pregunta hay que comprender un poco el funcionamiento de nuestra cámara.

A pesar de toda la tecnología de la que somos partícipes en la fotografía actual, reducida a su máxima expresión, la cámara es una herramienta con la que controlamos la cantidad de luz que entra al sensor o película. Posteriormente, esa luz será la que se transformará en una imagen.

Por lo tanto, si realizamos una fotografía en un lugar donde no existe nada de luz, únicamente se registrará aquello que se encuentre iluminado durante el tiempo en el que se capta la toma. Así es cómo la misma persona que pinta con luz en el aire también puede aparecer en la foto.

Cómo realizarlo

Créditos: Janne Parviainen

El proceso no debe resultar demasiado difícil, pero creo que debemos tener en cuenta una serie de aspectos si queremos que éste nos otorgue una imagen con la máxima calidad posible.

El primer paso de todos puede resultar obvio, pero debemos tener una cámara que nos permita realizar largas exposiciones, ya sea utilizando el modo bulb o empleando grandes periodos de tiempo. Lo ideal sería que tuviésemos un disparador automático, pero en el caso negativo, nos será suficiente con el autodisparador.

El segundo elemento necesario será un trípode o un soporte estable sobre el que colocar la cámara. Si vamos a realizar una larga exposición, tendremos que situar nuestro dispositivo en un lugar donde éste no se vea afectado por ningún tipo de vibración, de lo contrario nuestra imagen podría salir trepidada.

La oscuridad también será un factor fundamental para realizar una fotografía light painting adecuada. Por lo tanto, tendremos que buscar emplazamientos en dónde la luz se encuentre lo menos presente posible, ya que todo foco de luz terminará incidiendo en la imagen resultante. Cuanta más luz exista en nuestra imagen, más tendremos que cerrar el diafragma para compensar ese exceso lumínico.

Créditos: LIFE

Se suele dejar la sensibilidad en el valor mínimo así como el formato RAW, algo que nos permitirá obtener una instantánea con el menor ruido y la mayor cantidad posible de información por si posteriormente deseamos editarla en programas como Photoshop.

Los resultados pueden llegar a ser muy impresionantes, todo dependerá de cómo juguemos con diferentes luces sobre los elementos de nuestro entorno. Es una técnica muy fácil de realizar, pero que requiere de mucha práctica para llegar a conseguir unos resultados profesionales.

Aunque en la era analógica muchos fotógrafos no se podían permitir el lujo de experimentar de esta forma con el limitado carrete de imágenes, por suerte, las cámaras digitales de la actualidad nos facilitan mucho más el proceso. via hipertextual

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s